23.4.12

El dolor de garganta (Aaron Kunin)

Inventaré una máquina
que oculte mi deseo.
E inventaré otra
máquina para ocultar
la máquina. Se trata de un sistema
de dos máquinas, que hacía
un ruido similar al de la risa.
E inventaré otra
máquina para ocultar
el ruido. Me decís: “¿Por qué
estás ocultando la belleza
de tu máquina?”. Cada máquina
tiene más belleza que la anterior,
puesto que todo lo que se ha creado
para ocultar parece convertirse,
al final, en un signo
de lo que está ocultando.  Y
ahora el ruido que antes parecía
risa es tan fuerte que parece llanto o
acaso risa que ocultara el llanto.
Todas mis invenciones
son un total desastre. No se trata
de ocultar mi deseo; se trata de enunciar
el deseo que tengo
de ocultar mi deseo, como
una voz en el contestador
que dijera: “¿Qué tal? Sobre
ese tema del deseo, yo tengo
un par de cosas que decir. No deseo
tus ojos, ni la palabra que puedas decir, ni
tampoco tu voz siempre quejosa.  Lo que yo
deseo son tus aplausos”. Es difícil no
oír lo que dice
el mensaje, y también es difícil
aguantarme las ganas de inventar
otra máquina para evitar
oírlo. De manera que invento
una máquina más, que desinventa.
Será la última máquina
que invente, y su finalidad
será tan sólo convertir
las otras máquinas en un sorete.
Ya basta de inventar (al menos para mí).
–Qué lástima. Esa máquina
era una maravilla; ahora
es un desastre.
–Según lo veo yo, dejó un mensaje.
–Te equivocás: dejó un quilombo bárbaro.

4 Comments:

Blogger mjgg said...

Estas letras me remiten a Lacan en la búsqueda constante del deseo, sobre todo ése deseo del y por el "Otro", ese deseo que jamás es resuelto, ese deseo jamás cubierto... y esa necesidad constante de "reinventarse" en la máscara de la cotidianeidad, frente al espejo del vacío y la ausencia del "Otro"...

12:28 a.m.  
Blogger mjgg said...

Estas letras me remiten a Lacan en la búsqueda constante del deseo, sobre todo ése deseo del y por el "Otro", ese deseo que jamás es resuelto, ese deseo jamás cubierto... y esa necesidad constante de "reinventarse" en la máscara de la cotidianeidad, frente al espejo del vacío y la ausencia del "Otro"...

12:30 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Interesante, pero marea un poco... ;-). Le quitaría algunos tramos, creo que ganaría fuerza.


Lo mejor en cuanto a elección: buena elección del título, buen final y... "el sorete" ;-).

M.

1:32 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Uy, perdón. Quería decir "en cuanto a traducción"...

;-)

M.

3:38 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home