5.4.12

El poema del tallador de piedra (Denise Levertov)

Mano de hombre
labrada
de la veteada piedra

que casi toca,
como Adán, la mano

del Señor, inviolada
violeta ínfima de piedra

3 Comments:

Anonymous www.lapieldeltigre.blogspot.com said...

Muy buenas imagenes!!

9:24 a.m.  
Blogger Aye.C said...

me gusta. saludos.

1:22 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Sobrecogedor, despojado y, coincido con el primer comentario, imágenes muy poderosas sin necesidad de grandes gestos.

Punzante y casi dolorosa esa combinación de lo pétreo y lo ínfimo de la (quizá no tan) delicada e intacta violeta. Trabaja bien con los adjetivos...

Uno de los que más me ha gustado de la gran Levertov, precisamente por su potencia austera y breve.

M.

12:52 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home