17.12.05

Sábado

Sábado es sábado, día de mella.

Tras la tarea cumplida florece
en grageas la planta del estómago.

Todo está hecho, sí, pero no evita
que el momento después haga su mengua.

Hay que medrar, parece. Sí que habría.

Con esa languidez floral, con ese
ardor del estar blando y detenido.

Todo está hecho, sí, bien que estaría.

1 Comments:

Anonymous weber said...

pequeño suceso escatológico y al mismo tiempo lírica metapoética (?)
no estoy seguro de haberlo entendido bien. pero me encantó...
saludos

11:52 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home