11.3.10

La Ley Oculta (W. H. Auden)

La Ley Oculta en nada modifica
las leyes de la probabilidad,
pero acepta a los átomos y estrellas
y a los seres humanos como son,
y si mentimos no responde nada.

Es, en efecto, el único motivo
por la que los gobiernos no consiguen
codificarla; y las definiciones
verbales hieren esa Ley Oculta.

No trataría su paciencia enorme,
si buscamos la muerte, de impedírnoslo;
y si huimos de ella andando en auto,
o acaso la olvidamos en un bar,
de todas estas formas administra
la Ley Oculta su castigo justo.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Qué bien que está la primera estrofa del poema!

9:12 a.m.  
Blogger Antes de la Estampida said...

La obsesión por controlar hasta el cosmos.

9:37 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home