1.11.10

La idea (Mark Strand)

para Nolan Miller

También para nosotros existía el deseo de apropiarnos
de algo más allá del mundo conocido, más allá de nosotros
mismos y más allá de nuestra facultad de imaginar,
algo en lo que pudiéramos de todas formas vernos reflejados;
y este deseo aparecía siempre como al pasar, en una luz difusa,
y con un frío tal que el hielo de los lagos del valle se quebraba
y bajaba en torrentes, y todo se cubría
con un manto de nieve, y las escenas
del pasado, al volver a emerger, ya no eran como antes,
sino que parecían fantasmales y pálidas
entre las curvas falsas y las borraduras
disimuladas; y jamás sentimos que estuviéramos cerca
hasta que el viento de la noche dijo:
“¿Por qué hacen esto, y justamente ahora?
Vuélvanse a casa”. Pero en ese instante
apareció a lo lejos, en un confín helado, la pequeña silueta
de una cabaña con las luces encendidas.
Nos quedamos parados contemplándola,
asombrados del hecho de que estuviera allí.
Y habríamos llegado donde estaba,
y habríamos abierto la puerta y penetrado
en la luz, a la busca de un poco de calor;
pero era nuestra porque no era nuestra,
y tenía que seguir vacía. Era la idea.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Muy hermoso poema y magníficamente vertido al español, como siempre. No obstante me gustaría que el final hubiera recogido un poco más la extrañeza de la construcción (but that...) sintáctica del final en el original y que lo hace más potente. Con añadir un "esa" (esa era la idea) podría haberse solucionado mínimamente, quizá...
M.

4:03 p.m.  
Blogger Myriam said...

"La imaginación no es un estado: es la existencia humana en sí misma" William Blake.
A veces valoramos más aquello que no podemos tener.

8:26 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home