1.2.06

Miércoles

La casa es grande, el corazón encoge.

Y ya no queda nada por limpiar.

10 Comments:

Blogger Svidrigáilov said...

recebí un poema de Bolaño por e-mail a través de poema del día y abajo había tu dirección. Puse el poema en mi blog también. Después visítenos, mi blog está una porquería, porque yo y un amigo, que escribimos bajo el nombre de svidrigáilov, estamos sin ganas, pero las primeras publicaciones son mejores. Somos artistas plásticos y nos gusta escribir, pero, por lo menos para mí, eso de blog no me pareció un bueno sitio para exponer textos... (mi español es pésimo, soy brasileña).

saludos,
Clara

1:49 p.m.  
Blogger zaidenwerg said...

Clara, gracias. Tu español es mucho mejor que mi portugués. Suerte con tu blog.

2:04 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

m ..zequiel
no lo veo con un trapo limpiando una casa grande

4:50 p.m.  
Blogger zaidenwerg said...

¿Y por qué no? Bueno, pues ocurrió.

5:42 p.m.  
Blogger tetrabrik said...

el poema que crece de manera inversamente proporcional al corazón que encoge.

pensé en este también http://laimpropia.blogspot.com/2006/01/sindrome-de-estocolmo.html

de una tica, emilia villegas.

12:00 p.m.  
Blogger zaidenwerg said...

Gracias, Luis. Y ahí quedó, encogido: con éste termina la serie.

12:11 p.m.  
Blogger Icaro jr said...

Me gustó mucho este verso.
lo voy poner en mi vida personal.
me gustaria que me viste y mi blog y me de su opinion sobre lo poco que hay.
icarojr.blogspot.com

4:39 p.m.  
Blogger Rebeca said...

me quedé muda frente al monitor.

y no suele pasar a menudo.

muchos saludos.

11:41 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

muy bueno lo descubri en la revista mexicana codigo...

1:05 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que esta serie de poemas está un poco subvalorada en relación con el poema "Doxa"... creo que como serie trabaja de un modo muy sólido y eficaz en aras el poema homónimo y por esta solidez y eficacia no deberían quedar subordinadas al mismo en la memoria del lector. Sorprende la solidez del enlace, de los eslabones que se van creando entre cada uno de los poemas mediante una batería perfectamente densa e infranqueable de imágenes, que se combinan, evolucionan, que se saludan y hacen guiños, que se abren la puerta unas a otras de un poema al siguiente. Step stones.

Densidad, contaminación, en sentido positivo, de un poema al otro, con algunas piedrecitas más brillantes y rebeldes que otras, alguna un poco menos funcional (el último Miércoles)... me parece claro que estas composiciones trabajan al servicio del último poema, pero su combinación, la configuración en la que se insertan las pone en su lugar, las valoriza. Leídas juntas, dejando de lado el poema final, adquieren una rara intensidad y una coherencia innegables.

M.

11:15 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home