2.9.10

XXVII (Emily Dickinson)

No soy nadie. ¿Vos quién sos?
¿No sos nadie también vos?
¡Somos dos! No lo contés:
son chismosos, ya sabés.

¡Como una rana, qué opio
repetirle el nombre propio
todo el santo día entero
a un pantano zalamero!

2 Comments:

Blogger Leandro said...

¡Ja! Me acordé inmediatamente de todo lo que habíamos conversado de este poema. Excelente versión.

9:41 a.m.  
Blogger Pablo said...

precioso

9:01 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home