8.11.10

Traductor invitado

HORACIO CASTILLO TRADUCE A ODISEAS ELYTIS



EL HOMBRE Y EL CABALLO

Tenía un caballo. Fue a la guerra.
No habían pasado dos meses cuando regresó
con un pie amputado. Al verlo
su caballo relinchó.
Pocos días después, se lo requisaron.
Nunca volvió.
Y desde entonces, cuando quería
recordar algo inolvidable
de su vida, algo hermoso
—la Virgen, Cristo o el sol por ejemplo—
recordaba aquel relincho.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola, soy Marta, la chica del libro de ayer, en realidad, es que me gustaron los poemas que leiste y no te lo puede preguntar bien.
Queria si me podrias dar la referencia del poema que decias algo asi como "y no es de Bertold Brecht", porq el problema original lo conozco por otros motivos y me hizo sonreir. Cuando oia la estructura y pense que lo estabas traduciendo, jejeje y bueno luego lo de Roma, porque no los pude oir bien, con el ruido de la sala...La verdad es que te pregunte al principio porque me intrigo lo de las Zetas, ques y uves dobles, y pense, Zacarias no se puede llamar, porq donde esta la Uvedoble, claro que tampoco hay qu pero estaba un tanto espesa ayer por la noche. si puedes pasamelos a desenfoquegausiano@yahoo.de. Gracias.

8:18 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Hmm, ayer impresionaste a alguien... ;-))

3:51 p.m.  
Blogger Ben Clark said...

Bandido! Abrazo!

9:55 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home