10.10.07

El albatros (Charles Baudelaire)

Por diversión, a veces, los marineros cazan
algún albatros, grandes pájaros de los mares,
que siguen, indolentes compañeros de viaje,
al barco que navega sobre abismos amargos.

Ni bien los dejan sobre las planchas de cubierta,
esos reyes del cielo, torpes y avergonzados,
arrastran, lastimosos, sus grandes alas blancas
al costado del cuerpo, como si fueran remos.

¡Ese viajero alado, qué tosco ahora, y qué enclenque!
¡Tan bello hace un instante, qué feo y qué ridículo!
Para burlarse, uno le da a fumar en pipa;
otro, haciéndose el rengo, imita al que volaba.

El poeta es semejante al señor de las nubes,
que vive en la tormenta y se ríe del arquero;
exiliado en el suelo, abucheado por todos,
sus alas de gigante le impiden caminar.

20 Comments:

Blogger enrique juarez said...

el poema es hermoso, ezequiel; sin poder saberlo con certeza, asumo que se trata de una gran traducción.

un abrazo.

enrique.

3:20 p. m.  
Blogger zaidenwerg said...

Gracias, Enrique. El poema, a pesar de identificar de manera no deliberada al poeta como a un resentido, es efectivamente hermoso. Respecto a la traducción, yo no estaría tan seguro: mi conocimiento del francés no es para nada sólido, y confieso que tomé algún riesgo (en este caso, interpretativo).

3:37 p. m.  
Anonymous Karin said...

Solo porque mencionas lo del riesgo, me dio por mirar en mi 'flores del mal' que van con una traducción literal alemana, y no creo que te hayas alejado para nada.
En realidad es muy bello el poema y la traducción lo refleja. Pero lo del resentimiento del que hablas me pone a pensar. Leí que B. escribió el poema tras un viaje por mar y yo como que no logro despegarme del mismo resentimiento contra los malditos marineros.
Y que bueno que reaparezcas!

9:30 p. m.  
Blogger zaidenwerg said...

Karin:

Gracias por lo que decís. Cuando decía que había tomado algún riesgo, me refería a que me permití interpretar, en el verso 11, que literalmente dice: "le irritan (o molestan, o incluso torturan) el pico con una pipa (en rigor, es una especie de pipa más tosca y vulgar que usan los marineros)", que en realidad lo están obligando a fumar para ridicudizarlo, interpretación que -creo- el verso siguiente apoya. Interpretar que le queman el pico ofrecería ciertamente una visión más sádica, pero menos a tono con la dimensión farsesca que a mi entender se cuela en la solemnidad aparente del poema.

Respecto del resentimiento, me refería a la imagen (fechable, por cierto) del poeta que presenta: un ser que es demasiado bueno para este mundo vulgar, y que por eso mismo se convierte en su víctima; el tratamiento, a pesar de la ridiculización, no es nuevo: ya está en el episodio de la Muerte de Orfeo en Metamorfosis, XI, de Ovidio. Desde ya, no es una idea del poeta que comparta o me resulte atractiva (la peor herencia de la vulgata romántica: la megalomanía); sin embargo, dice una verdad irrefutable aunque obvia: ni la poesía ni los poetas sirven para demasiado.

9:40 p. m.  
Blogger Barna said...

Me gusto muchisimo este poema Zaiden, sobre todo por la vision del poeta que aborda. Coincido en no coincidir con la vision "demasiado bueno para el mundo mundano" que le endilga al pajaro/poeta.

Como tentativa, que tal algunas traducciones mas con diferentes visiones del poeta?

Ya me pongo demandante...

8:59 a. m.  
Blogger zaidenwerg said...

Barna:

Me encantan las demandas como ésa. Por otra parte, es un tema que me interesa especialmente. Si te fijás, muchas de las traducciones que hice abordan la cuestión de la poesía y los poetas. Y alguno de mis poemas, también. De todos modos, procuraré complacerte en lo sucesivo.

11:31 a. m.  
Blogger andrés berger said...

hay en este alucinante poema muchas metáforas buenas, pero la última me parece que es la clave: sus alas de gigante le impiden caminar. Creo que refleja la experiencia personal de charles B., y también la idea romántica del artista. Sin embargo, muchas veces es verdad, muchas veces los artistas se mueven en una dimensión que sólo ellos ven. Gracias zaidenwerg

12:24 a. m.  
Anonymous Karin said...

Perdón marineros! se puede saber que hacen todos en este blog? Admirando al albatros en su vuelo o esperando a caerle encima? ;-)

1:11 p. m.  
Blogger DF said...

"Ni la poesía ni los poetas sirven para demasiado". Buen antídoto contra la megalomanía y la autoveneración masturbatoria, pero que de tan aceptado y tan consumido termina volviéndose peor que aquello que denuncia. ¿No se volvió un lugar cómodo, Ezequiel? ¿No estamos hoy todos demasiado contentos sabiendo que no servimos para nada? Y mirá los resultados (en las cosas que se escriben, digo). ¿Y si, aun sabiendo que no servimos para nada, no nos resignamos a seguir apostando a conmover algo, revelar algo, indagar algo, suscitar algún tipo de experiencia o alguna experiencia que se diferencie de la banalidad general?

5:24 p. m.  
Blogger zaidenwerg said...

Es cierto que es un lugar común, y uno bastante fechable por cierto, postular la inutilidad del arte y su resistencia desde ese lugar extramercantil a la maquinaria capitalista; eso mismo decía en mi comentario anterior. Ahora, que eso autorice a celebrar el advenimiento de la banalidad y de la indiferencia, y a aplaudir el resentimiento de quienes escriben contra la literatura, es totalmente otra cosa. Por mi parte, aun a riesgo de incurrir en la jactancia, cosa que a toda costa quisiera evitar creo que lo que uno hace debe hablar por uno más que lo que uno dice; por consiguiente, quisiera también evitar el pataleo en el que a menudo tiendo a caer, y concentrarme en producir.

5:58 p. m.  
Blogger lahe said...

al respecto de ciertos comments:

me parece pertinente la serie que armás de baudelaire con la tradición clásica.

podríase pensar también, a modo de lectura alternativa y a distancia de la hegemónica victimizante, que el albatros se ofrece como una imagen crítica desde lo bajo hacia lo alto. y que si fuésemos a identificar al enuncidador de dicha crítica en la escena, llevados vaya uno a saber por qué extraña curiosidad, bien podríamos hacerlo en los marineros y no en el lisiado.

es verdad que baudelaire lo escribe contemporáneamente a su viaje forzado e interrupto hacia las indias, pero no por eso vamos a leer solamente en clave biográfica. o si?

2:15 a. m.  
Anonymous karin said...

lahe, claro que no hay que leerlo solamente en clave biográfica, pero eso no significa que a veces un sentimiento movido por una imágen se atraviese y se interponga entre la metáfora y la interpretación. Eso fué lo que me sucedió, que lo literal y la realidad, se interpusieron en mi lectura y el comentario era riéndome de mi :0)

6:37 p. m.  
Anonymous karin said...

uh, perdón, ahí cambié la frase y se me fué un error. Quise decir: 'pero eso no impide que a veces...' en vez de 'significa'.

6:58 p. m.  
Blogger Anita said...

Gran poema. Gran traducción.

Besos.

12:23 a. m.  
Blogger Andrés Ibáñez Carrillo said...

Tuve, hace muchos años, Las Flores del Mal de la editorial Océano. En realidad en "este Albatros" se nota la diferencia de la traducción; no sé cuál de las dos versiones me ha gustado más, pero ciertamente la que he leído ahora me ha parecido bellísima.
Me parecería maravilloso (y justo)que los poemas de Baudelaire estuvieran en cada blog dedicado a la poesía. Nuestro amigo Charles fue enorme, un verdadero "animalote poético"; fue grande como el mismo albatros y me siento incordial al no acordarme más seguido de él.

Excelente aporte tu blog.

Saludos.

6:12 p. m.  
Blogger ¿café?,o,¿achicoria? said...

hola, la traducción está bastante bien, sin embargo, he asisto a unas clases de poesía y la versión, aunque muy similar, es distinta.
te la dejo aquí por si quieres comparar.

EL ARBATROS

a veces, para holgarse, los hombres del navío suelen cazar albatros,
grandes aves marinas, que siguen, indolentes compañeros de viaje, al navío que surca los abismos amargos.

una vez que en las tablas los han depositado, esos reyes del cielo, avergonzados y torpes, abaten lastimosos sus grandes alas blancas
semejantes a remos que arrastran a ambos lados.

ese alado viajero, ¡qué inútil y qué débil!
él, ha poco tan bello, ¡qué feo y qué risible! ¡uno irrita su pico con la corta cachimba, otro imita cojeando al lisiado con alas!

el poeta semeja al señor de las nuebes, que frecuenta tormentas y no teme al arquero;
exiliado en el suelo, en medio de la grita, sus alas de gigante le impiden caminar.

Un saludo

2:07 p. m.  
Anonymous Bluette said...

Ezequiel,
estoy trabajando sobre este genial poema de Baudelaire, pues curso el profesorado de francés. No es tanta mi experiencia en lo que respecta a la poesía ya que analizo, en mayoría, la prosa. Pero, verdaderamente me parece una buenísima traducción. Es más, me sirve para la tarea que me ocupa esta semana.
Menuda tarea, sabemos, para los traductores, es esta de plasmar sentimientos, develar la intención del artista tratando de no desvirtuar la imagen que el autor nos quiso transmitir ¡ni que hablar de la poesía!
Y en este caso, la emoción llega al lector...y eso, eso es mucho decir si se trata de Baudelaire.
Un gran saludo

12:00 a. m.  
Blogger L.F.F said...

bien ahi eze..

8:08 p. m.  
Blogger Flor said...

Buscando y comparando traducciones de El albatros me topo con EZ una vez más. Hermosa versión. "Enclenque" es la palabra perfecta para este poema, para completar y condensar la imagen del ave, y la del poeta en el mundo terrenal. Una palabra negativa, pero también juguetona, que creo que lo perdona un poquito al poeta, lo vuelve ridículo pero también simpático. Saludos!

6:30 p. m.  
Blogger Flor said...

Buscando y comparando traducciones de El albatros me topo con EZ una vez más. Hermosa versión. "Enclenque" es la palabra perfecta para este poema, para completar y condensar la imagen del ave, y la del poeta en el mundo terrenal. Una palabra negativa, pero también juguetona, que creo que lo perdona un poquito al poeta, lo vuelve ridículo pero también simpático. Saludos!

6:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home