11.11.10

Caballo (Louise Glück)

¿Qué te da ese caballo
que yo no pueda darte?

Te miro cabalgar
solo hasta el campo que hay detrás del tambo,
las manos enterradas en las crines
oscuras de la yegua.

Entonces me doy cuenta de lo que oculta tu silencio:
resentimiento, odio, hacia mí, hacia el matrimonio.
Pero de todas formas me pedís que te toque:
me lo pedís a gritos, como pide una novia;
igual, cuando te miro veo que no cargás
con un hijo en el cuerpo. ¿Qué llevás ahí, entonces?

Pienso que nada. Solamente apuro
por morir antes que yo.

En un sueño, te vi montado en el caballo:
cabalgabas entre los campos secos
y después te bajaste: caminaban los dos;
estaba oscuro y no tenían sombra.
Yo sentí, sin embargo, que sus sombras venían hacia mí,
porque a la noche pueden hacer lo que ellas quieran,
son dueñas de sí mismas.

Mirame. ¿Vos pensás que yo no entiendo?
¿Qué es ese animal, sino el pasaje
fuera de esta vida?

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Berlín siempre sienta bien, magnífica versión. Un detalle que me ha gustado y que le da el toque Z: la rima interior "campo" "tambo" (rítmica palabra que me encanta) y que parece sugerir cierto golpeteo y que refuerza la impresión acústica del galope.
Habría sido ya una delicia haber podido reproducir la asonancia
de "mane" y "mare"... (just wondering: "yegua", "melena" aunque no es asonancia como
tal ???... bueno, ya sé que rompe el cálculo métrico)
...
Mach's gut!
M.
PS: Mi palabra de verificación es "fiera". ;-))

6:48 p.m.  
Blogger Sabrina said...

Hola! te dejo la dirección de mi blog, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso grande

10:27 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home