6.1.11

Uno de Horacio Castillo

BOSQUE EN LLAMAS



Esta intrincada red de ramas y reflejos es nuestro hábitat.
Aquí edificamos, en el fuego. Y una ola más pura que el aire,
más clara que el agua, socava los cimientos.
Abre la ventana: el bosque en llamas.
Pisa el umbral: la vida camina sobre las brasas.
Aquí edificamos, en el fuego. Y alrededor,
un orden nuevo condenado a morir,
un orden viejo condenado a nacer.
Abre la ventana: la vida al rojo.
Pisa el umbral: ceniza celeste.
Aquí edificamos, en el fuego. Y el alma,
como un pavo real, abre su cola en el incendio.

5 Comments:

Blogger Natalia said...

"la vida camina sobre las brasas",
bellísimo

12:55 p.m.  
Blogger nv said...

precioso

5:08 p.m.  
Anonymous El fin de la noche said...

¡Precioso, Zaidenweg!

8:12 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

excelene el poema...
saludos desde valdvia

ana rosa

http://ciudaddesconocida.blogspot.com

8:25 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

¡todo bonito!
gracias,
daniela

7:06 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home