3.9.08

Los ciegos (Charles Baudelaire)

Miralos, alma mía; son en verdad horrendos,
muñecos, parecieran; vagamente ridículos;
extraños y terribles, igual que los sonámbulos,
apuntan no sé a dónde sus tenebrosas órbitas.

Sus ojos que la chispa divina ha abandonado
aún se alzan al cielo, como si escrutaran
el horizonte; y nunca los vemos, soñadores,
inclinar la cabeza abrumada hacia el suelo.

Atraviesan así la negrura infinita,
hermana del silencio. ¡Oh ciudad! Mientras vos
cantás, reís, gritás, en torno de nosotros,

rendida ante el placer hasta la atrocidad,
yo me arrastro como ellos, pero más aturdido
me pregunto: ¿Qué buscan los ciegos en el Cielo?

3 Comments:

Blogger Lilian Bastó said...

Hola Z. Hace un tiempo te linkeé en mi blog porque me interesa el tema de las traducciones. Hoy acabo de abrir un nuevo blog con ensayos de traducciones propias (digámosle "versiones" de poemas). Así que te agradezco de antemano por los links que tenés en tu blog y que voy a visitar.
un beso
lilian bastó

11:15 p.m.  
Blogger zaidenwerg said...

Hola, Lilian. Gracias por pasar.

2:28 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Muy buena traducción, la que sale en mi libro no me satisfizo.
Gracias.

2:26 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home