29.10.12

No hay viento en Oslo (Mark Strand)

“Mi querida”, le dijo el viajero a la muchacha, “la vida me ha tratado con dureza: emprendí un viaje al norte, en busca del famoso perro pigmeo de Alaska, pero nunca lo encontré; fui al sur, tras el rinoceronte verdiazul africano, el de la larga cola, y volví a fracasar. Inconsolable, me entregué a la lúgubre gloria de los grandes poemas, y aquí me ves ahora, en el rincón más ventoso de la ciudad del viento”. “Vaya a Oslo”, le dijo la muchacha, “allá no sopla el viento”.

1 Comments:

Blogger Rupert said...

Excelente Blog Zaiden!!!

9:11 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home