27.10.11

Traductor invitado

PEDRO POITEVIN TRADUCE A EDNA ST. VINCENT MILLAY

He de olvidarte ahora, mi querido,
así que goza ya de tu jornada,
tu diminuto mes, tu temporada,
pues vienen lejanía, muerte, olvido.
De pronto, para siempre, terminamos,
he de olvidarte ahora, como he dicho,
y si mientes dulzura por capricho,
protestaré con votos que juramos.
Que no fuese la fe tan delicada,
que nuestros votos fuesen cual de santos,
mas no es así, y Natura, sin quebrantos,
consigue perdurar como si nada.
Que acabe esto en tristeza o alegría
es nimiedad, según la biología.

3 Comments:

Blogger José Luis Piquero said...

Menudo hallazgo tu página. Me voy a poner morado a leer.
Precisamente estoy traduciendo los ensayos de Denise Levertov, a la que veo mucho en tu lista de poemas.
En fin, enhorabuena por la web y un saludo cordial.

8:45 a.m.  
Blogger zaidenwerg said...

Muchas gracias, José Luis. Saludos.

8:46 a.m.  
Blogger CieloKiller said...

Hermoso texto.

Y muy lindo descubrir este lugar.

Saludos.

10:47 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home