2.1.12

Cuando oí al docto astrónomo (Walt Whitman)

Cuando oí al docto astrónomo;
cuando tuve ante mí las pruebas y los números dispuestos en columnas;
cuando me presentaron los cuadros y diagramas para que los sumara, dividiera y midiera;
cuando, desde mi asiento, oí al astrónomo dictar su conferencia y suscitar aplausos en el aula,
me harté de pronto, inexplicablemente;
y luego de pararme y de salir, me fui a deambular solo,
en el húmedo aire místico de la noche; y así, de tanto en tanto,
contemplaba en perfecto silencio las estrellas.

1 Comments:

Blogger www said...

Qué bueno que hayas traducido este poema, que siempre me encantó! Te dejo mi versión y un abrazo grande desde BA, que se te extraña. AC.

Cuando escuché al astrónomo erudito,
cuando miré las pruebas y las cifras dispuestas en columnas frente a mí;
cuando mostraron mapas y diagramas, mediciones y cálculos y sumas;
cuando, sentado, oí la conferencia del astrónomo y el resonante aplauso de la sala,
me sentí de repente asqueado y aturdido,
y logré escabullirme y me fui a caminar sin rumbo fijo
en el húmedo aire místico de la noche
y de a ratos miraba en silencio hacia arriba las estrellas.

7:53 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home